LA TELARAÑA DE SPIDEY

Directísimos al píxel.

02 octubre, 2006

Einhänder: una mano poderosa

En 1997, la prestigiosa Square se atrevió a lanzar, como pocas veces ha hecho en su carrera, un arcade total, en este caso un shoot’em up espacial que tiene cualidades como para ser el mejor programa del género en PlayStation. Einhänder es un clásico juego de navecitas de scroll horizontal, terriblemente desconocido por estos lares debido a que no llegó a publicarse en Europa. Pero de típico, nada de nada...


¿Llega a ser el mejor en su género? Pues, a pesar de la dura (aunque no demasiado prolífera) competencia que Einhänder tiene en la consola de Sony en lo que a matamarcianos se refiere (como pueden ser RayStorm, R-Type Delta o Thunder Force V como máximos exponentes), la creación de Square Soft se impone en prácticamente todos los aspectos tecno-lúdicos. Ya os digo, junto al impresionante Gradius Gaiden de Konami y el sensacional Radiant Silvergun de Treasure para la Saturn de Sega, es para mí el mejor “juego de naves” que existe en cualquier sistema de 32 bits.

Dentro de una metodología de juego totalmente arcade, el argumento suele ser lo de menos, aunque incluso en esta faceta los monstruos de Square han logrado crear una impecable atmósfera que nos sumerge en un planeta Tierra atrapado bajo el yugo de una tiránica dictadura. Curiosamente los malos del juego hablan en alemán, lo cual nos puede hacer pensar que combatimos contra una versión futurista de los nazis o algo así. De hecho, el título, que está igualmente en alemán, significa “una mano”... Y viene a cuento del novedoso sistema de armamento que acopla el particular caza que controlamos. Nuestro vehículo posee una especie de brazo mecánico que podemos mover hacia la parte inferior o superior de la nave, dependiendo de las exigencias del momento y del arma que tengamos. Un sistema de armamento bastante original y muy fácil de manejar, siendo totalmente intuitivo el control del brazo y su fuego.
Y para armas, la de los bestiales enemigos a los que tendremos que hacer frente, sobre todo los final bosses que nos encontraremos tanto a mitad como al final de cada fase. De impresionante factura técnica, estos brutos mecánicos nos dejarán boquiabiertos debido al diseño, a sus ingeniosos patrones de ataque y al total uso de los recursos de nuestras PlayStations para moverlos de forma espectacular. Del mismo modo, todo el juego rezuma esa sensación de grandeza, de espectacularidad al máximo. Pocas veces veremos en nuestros aparatos un programa tan salvaje, tan espectacular y tan pulcro a la vez, cuya antigüedad apenas queda atestiguada a día de hoy.

Y como todo no son polígonos y efectos de luces, el otro aspecto en el que Einhänder destaca de sobremanera es en la banda sonora. Desde que empieza el juego, la música se hace notar y nos pondrá a cien, ya que se dejará oír en consonancia a lo que esté ocurriendo en ese momento en pantalla. Y no sólo eso, sino que es del mejor tecno que he oído. Recomendada la BSO cien por cien.

Hay que decir que es una pena que ninguna distribuidora se haya interesado en sacar esta obra de arte por tierras europeas. Y lo malo es que, aún habiéndose asentado Square en el viejo continente muy poco después del lanzamiento del juego, dejaron bien claro que no había intención alguna de traerlo por aquí. Para variar, muy mal, señores... Pobrecitos los fans de los matamarcianos, que nos tienen del todo abandonados... pero bueno, para casos como este, para genialidades como nuestro Einhänder, están las tiendas de importación, E-bay y todo lo que se encuentre a mano con tal de disfrutar con tan magno juego.

5 comentarios:

Anonymous JailDesigner ha dicho...

Me gustaría añadir tambien al elenco de ilustres matamarcianos de PSX el sobresaliente Rayden Project. Vale que no es una creación exclusiva de PlayStation, pero es que viniendo de una máquina de 16 bits como era la SuperNintendo y encontrarse este monstruo de 32 bits, poniendo cientos de sprtites en pantalla, las naves cayendo hacia el fondo y dejando crateres, destrozando casas, los trozos de metal de las naves saliendo volando y cayendo sobre el agua, los tanques dejando marcas por el camino y haciendo olas en los lagos en los cuales incluso se reflejaban las nubes y el sol.

Y para rematarlo todo, una banda sonora arreglada para la ocasión. Para mi fué un espectaculo visual, sonoro y jugable sin precedentes :)

09:25  
Blogger Spidey ha dicho...

Sí, la verdad es que Raiden Project fue de lo primerísimo que entró en mi PSX. Me sorprendió bastante lo bien hecho que estaba su segunda parte, encandilándome sobremanera su banda sonora.

Lo dicho, juegazo :)

PD: Raiden III (PS2) mola muuucho!!

14:08  
Anonymous borre ha dicho...

Oye Spidey, me darías permiso para colocar estas impresiones en mi web?
Si no te importa claro ^^

16:14  
Anonymous Spidey ha dicho...

Permiso concedido, compañero.

Voy a echarle un ojo a tu web ;)

19:10  
Anonymous borre ha dicho...

Gracias mañana seguramente esté publicado :D

Aun la web no está terminada del todo que en el antiguo hosting me la cerraron por unos motivos no muy aclaratorios y tuve que casi rehacerla desde el principio, pero bueno :P

Nos vemos!!

23:45  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal